Páginas vistas en total

martes, 13 de noviembre de 2012

NIEGAN LA ENTRADA A UNA FAMILIA POR PONER LA BANDERA DE ESPAÑA


Niegan a una familia la entrada a un cámping por poner la bandera de España


El Cámping Begur ha denegado la solicitud de estancia de una familia en su recinto por haber colocado, el verano anterior, la bandera española 
Carta del Cámping Begur a la familia Mateos (detalle)

Carta del Cámping Begur a la familia Mateos (detalle)

A. VERÓS
Una familia ha visto denegada su petición de estancia en un cámping para la próxima temporada porque, en la anterior, puso la bandera española en su caravana. Esta familia llevaba varios años yendo al Cámping Begur, en Bagur (Gerona). Durante los dos últimos veranos ha puesto la bandera española en lo alto de su caravana, igual que hacen los ingleses, franceses, alemanes, y también catalanes con sus respectivas banderas. Por desgracia, siempre habían recibido algún tipo de queja, aunque el padre de familia se negaba a quitarla. 
A fecha de 5 de noviembre, la familia ha recibido una carta firmada por Joan Carbó, del Cámping Begur, diciéndole que 'lamentamos informarle que no podremos aceptar ninguna petición de estancia por parte de ustedes' y lo justifica porque 'otras solicitudes de reserva de clientes de la zona han sido condicionadas a la no presencia suya, por problemas de molestias y convivencia en los últimos años'. En este punto, se observa que el responsable del cámping reconoce que la familia llevaba años acudiendo a su establecimiento.
Joan Carbó argumenta que 'por parte del cámping estamos obligados a preservar la buena armonía entre los clientes y desgraciadamente hemos tenido que decidir o inclinarnos hacia las otras familias, básicamente por temas de antigüedad como clientes'. 
De este estracto de la carta se podría deducir que esta familia es incívica, por esos 'problemas de molestias y convivencia', tales como falta de higiene, ruidos, etc. Pero no, Joan Carbó reconoce que hay algo más: 'me sabe mal tener que tomar estas decisiones porque pueden herir sensibilidades, pero espero que entiendan que alguien, en este caso yo mismo, tenga que tomar esta decisión'. 
La familia, con un hijo de 14 años, tendrá que buscarse un nuevo lugar de vacaciones donde el hecho de ser españoles no sea causa de 'reservado el derecho de admisión'. 
DIÁLOGO LIBRE ha intentando ponerse en contacto infructuosamente con el Cámping Begur para conocer su punto de vista sobre estos hechos. Tras varios intentos de contactar con el número que aparece en su página web, el teléfono no responde.

HAY QUE TOMAR NOTA DE ÉSTE CAMPING

No hay comentarios:

Publicar un comentario